Borges, Séneca y Ernesto Sótano redivivos

Hoy despierto a un filósofo cordobés de la tumba para traeros este poema. Y hablando de tumbas… Roberto Alifano cuenta el gracioso desliz de un periodista norteamericano que al entrevistar a Borges le dijo, “Usted es el segundo escritor que voy a entrevistar; ayer estuve con el primer escritor argentino: Ernesto Sótano”, y al preguntar al genio argentino si lo conocía o conocía su obra éste respondió, socarrón, “Pero, claro, por supuesto, señor. Es un autor que escribe sobre túneles, tumbas, y cosas así. ¡Cómo no voy a conocer a Ernesto Sótano!”. Podéis leer ésta y otras anécdotas geniales aquí:

Porque no hallamos o Séneca habla desde la tumba

Yo os digo que es mejor,
a menos que queráis perder la cabeza,
relegar la racionalización
de la búsqueda
a los instantes
posteriores
al encuentro,
porque sólo allí,
en el descampado de signos,
entre botellas
y amasijos de hierro pajizo,
junto a muñecas ictéricas,
cuando nos tumbemos al fin
sobre las piedras lisas
y las manos hablen con las manos, comprenderemos:
y la historia se desbrozará
y veremos que el monismo
asoma la cabeza
entre las piernas
de la Gran Madre.Y si el encuentro nunca se produjera
-¡Oh pícara Mnemosine!-
no lloréis porque no hallamos,
razonad que la búsqueda era lo importante.

(“Porque no hallamos o Séneca habla desde la tumba” first appeared in Vulture Magazine, Sept. 2010 [Spain])


Creative Commons License

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s