Porfiada memoria

Coincidiréis en que pocas cosas hay tan placenteras como el amor a media tarde… placer que esta poesía mínima, que hoy os traigo, trata de capturar:

Amor a media tarde

Se resiste,
el signo,
y desconozco porqué
después de hacer el amor
los universales
se descuelgan
por las sábanas
y aún te siento,
extático, casi respiro
las celdillas de luz
que se aquietan,
te beso.

(“Amor a media tarde” first appeared in Vulture Magazine, Sept. 2010 [Spain])


Creative Commons License

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s