Sonido de amor

Resuenas aún
tras tanto tiempo de sílabas y perdida,
y oigo aún o eso creo –es tan leve el concierto–
la siempre serena acusación del tiempo dado.

Y nos captura –tal vez somos– una naturaleza muerta,
nosotros presos en departamentos estancos
seremos vida que no pueda más que abrirse.

Por momentos arden mis labios,
por momentos mientras viro,
sobre un eje de metal, una puerta giratoria
donde el silencio es certero, tanto que convence
como para abandonar el silencio
y redimirlo y silenciarlo
y recogerme en un espacio
lejos de lo ortogonal y giratorio.

Creative Commons License

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s